Endodoncia

Somos los mejores dentistas para endodoncias en Lucena y Benamejí

La endodoncia es una infección que se produce en el tejido que sujeta al diente, justo por debajo de este, produciendo dolor dental, sensibilidad al frio y al calor y sobre todo produce heridas que pueden tener apariencia de agujero justo debajo del diente.

La endodoncia es un tratamiento más agresivo que cualquier tratamiento de odontología conservadora ya que se realiza cuando la enfermedad está ya muy avanzada y un simple empaste no puede solucionar un problema que ya a llegado a la raiz.

¿Qué produce la endodoncia?

A grandes rasgos, podemos decir que la endodoncia se produce cuando no se ha realizado bien la prevención y el mantenimiento dental. Un principio de endodoncia es una simple caries que puede ser fácilmente solucionada con un empaste dental, pero cuando llega ya a un nivel muy avanzado, se necesita realizar una endodoncia

Una mala alimentación y una mala higiene dental, unida a no visitar con frecuencia al dentista, son causas directamente que causan las endodoncias.

¿En que consiste una endodoncia?

Nuestros expertos dentistas, lo primero que harán será supervisar bien la zona para confirmar la endodoncia, a que piezas dentales afecta y como vamos a proceder. El proceso estándar es el de limpiar bien la zona infectada a través de un instrumento que llega a la raiz del diente, limpiando de esta forma las vías que conectan al diente con el tejido.

Una vez realizado esto, se rellena el hueco provocado por la endodoncia con un material que ofrece un aspecto similar al de la dentadura, de esta forma, curaremos el dolor y solucionaremos los problemas de apariencia derivados de la endodoncia.

  • Dientes fracturados
  • Caries profundas
  • Lesiones, como golpes severos en la raíz (recientes o pasados)

Una vez que la pulpa está infectada o muerta; si no se trata, se crea un depósito de pus en la punta de la raíz y se forma un absceso por infección. Un absceso puede destruir el hueso circundante al diente y provocar dolor.

El o los dientes tratados y restaurados de este modo pueden durar toda la vida si se les cuida correctamente. Los dientes tratados pueden sufrir caries, en consecuencia, es esencial adoptar buenos hábitos de higiene bucal y acudir a exámenes odontológicos regulares para evitar problemas futuros.

Como estos dientes tratados ya no tienen la pulpa que los mantenía vivos, se vuelven quebradizos y son más propensos a la fractura. Esto es importante para decidir colocar una corona en lugar de obturar el diente después del tratamiento de conductos.

Para determinar el éxito o fracaso del tratamiento radicular, el método más confiable es comparar las nuevas radiografías con las tomadas antes del tratamiento. Esta comparación establecerá si la pérdida de hueso continúa o si el hueso se está regenerando.

  • Tratamiento de conductos (también llamada endodoncia)
  • Retratamiento de conductos (también llamada reendodoncia)
  • Cirugía endodóntica
  • Hemisección/amputación radicular
  • Blanqueamiento dental interno
  • Dolor dental
    • Espontáneo
    • A estímulos
    • Pulsátil
  • Sensibilidad a la palpación
  • Sensibilidad a cambios térmicos
    • Calor
    • Frio
  • Sensibilidad a la percusión
  • Movilidad dental
  • Signos radiográficos
  • Absceso
  • Fístula
Te hacemos descuentos!
Si tienes algún seguro de salud, dental o de decesos…

contacta con nosotros

Pedir cita
close slider
[time time-281 time-format:HH:mm min-hour:9 max-hour:20]

Haciendo click en "Enviar" aceptas la Política de Privacidad.